Ayer, 7 de mazo de 2010, la sección Economía y Negocios publicó una entrevista a Marc Vidal realizada por el responsable de Economía del Heraldo de Aragón, Luis Humberto Menéndez, horas antes de la Conferencia impartida por Marc Vidal en la Cámara de Comercio de Zaragoza. Os transcríbimos la entrevista.

Responda a la pregunta del título de su conferencia en Zaragoza: ¿Qué es lo que  no se atreven a decir ni los políticos ni los medios de comunicación sobre la situación económica?

El título lo han escogido otros, pero no es tanto lo que no se dice, sino que se ha tardado mucho tiempo en decir cómo estan las cosas y aún así no se dicen todas. Por ejemplo, algunos de los números que podrían poner en peligro la situación económica del Estado español no se trasladan a la opinión pública adecuadamente. Hay datos que son directamente mentira, como las cifras del paro.

¿Por qué?¿Hay más paro que el que se dice?

Si, pero incluso los datos oficiales ya lo reflejan, aunque al final el titular que aparece en los medios se coge directamente de la nota de prensa del Minisiterio. En España hay 5,4 millones de demandantes de empleo y nos dicen que hay 4,2 millones de parados. O sea que hay más parados, pero se les considera en diferentes escenarios, desde ocupados en formación hasta personas que están en trámite oficial de algún documento.

¿Esto no ha sido siempre así?

Estos nuevos mecanismos de contabilización de parados son del ex ministro Jesús Caldera. Si utilizáramos la metodología anterior estaríamos más cerca de los 5 millones de parados, más cerca de las cifras de la EPA y Eurostat.

¿En qué más mienten?

Nos mienten en la capacidad que va a tener este país de salir de la crisis sin hacer ningún tipo de reforma importante. Es imposible que un país con un 19% de parados en términos oficiales o un 22% o 23% reales salga de esta situación sin hacer nada en su mercado laboral. No se está diciendo que los sectores que tenían que sustituir al inmobiliario como motor económico no funcionan. ¡Si en este país no fabricamos nada!

Todos los sectores están generando parados.

Ahora sí se dice, pero mire: durante todo 2009 el Gobierno ha dicho que lo peor ha pasado. Una y otra vez y en diferentes momentos lo ha dicho Zapatero. Y claro, alguna vez acertará, pero nadie publica que “es la cuarta vez que lo dice”.

¿Hay más mentiras?

Se nos miente en que en este país hay deflación. Se juega con elementos paralelos como el precio del petróleo y no se dice que los precios hace tiempo que caen y no sólo por la falta de consumo, sino porque estamos cayendo en una cosa que se llama parada técnica de la economía.

¿Estamos ya en esa parada técnica?

Lo peor aún no ha llegado. Cada vez que se produce una burbuja luego hay una explosión. Ahora estamos en la explosión de la burbuja de carácter inmobiliario, especulativo y financiero. Hay dos formas de sobreponerse a la explosión de una burbuja: una poco eficiente pero efectista y otra más lenta. La lenta es dejar que la economía por su propia dinámica y con algunos impulsos solucione todo en 15 o 20 años. La otra es inventarse otra burbuja de forma inmediata para simular una salida de la crisis. Ahora se está fabricando una nueva burbuja que se llama deuda soberana. Es una burbuja basada en el dinero inventado, en el dinero que los Estados tarde o temprano tendrán que pagar.

¿De qué dinero habla?

La gente no sabe o no se para a pensar que todo ese dinero público que se está poniendo a disposición de no se sabe quién, el dinero que se propone para pagar los 420 euros, el de los trabajadores de Seat o el que se da para facilitar la compraventa de coches, todo ese dinero hay que pagarlo. ¿Y quién lo va a pagar? La deuda pública no puede sola, va a ser el ciudadano con la subida de impuestos. Nos van a crujir a impuestos. Lo harán con más retención en la nómina, con la subida del IVA y con otros aspectos de carácter impositivo directo o indirecto. Y yo no estoy en contra de que se busquen fórmulas para pagar todo, lo que tengo duda es que los que no supieron identificar el problema a tiempo sean ahora los que pidan el sacrificio de todos.

Y luego habrá que pagarlo.

Yo iría más allá. Hay cosas que están pasando o van a pasar que incidirán directamente en el modelo social. A medida que la crisis sea más estructural, los ciudadanos van a ir exigiendo que el Estado los ayude. Poco a poco, eso que se llama clase media se está estrechando y se está sustituyendo por otra clase que es la de los mileuristas, que ya se sienten miembros de una clase media porque su vida funciona “low cost”, a bajo precio, y que consiguen muchas cosas como viajar, comer bien, salir al cine pero son pobres de solemnidad. Gente que está bajo un escenario de riesgo brutal, porque en caso de que algunos de sus pequeños elementos básicos de subsistencia se deteriore, se hunde. Hay personas o incluso familias que si sufren la rotura de unas gafas ponen en quiebra su economía doméstica.

¿Desde Internet, los blogs, se puede hacer algo?¿Se influye de verdad?

El poder establecido no hace caso, va a lo suyo. El poder político se único objetivo es llegar con una impresión -no una realidad- a la lucha electoral. Las empresas están pendientes de resultados cada trimestre. Ahora es la sociedad la que tiene que reaccionar, ha cambiado mucho esto desde 2007 o 2008 ahora. Hay mucha gente que no creyó lo que se dijo en la red entonces y descubrió que era verdad. Ahora, la web 2.0, las redes sociales, son el escenario donde la verdad se construye con bastante más criterio.

La red es muy amplia, ahí hay que cribar.

Sí, pero la inteligencia colectiva va generando valor. Los miles de lectores acaban por decidir qué es mejor o peor. Ahora la nueva economía, la economía de la red, no irá para atrás. Este cambio paradigmático de la sociedad se traducirá en todo. Ahora muchos de los nuevos parados sólo les queda la opción de emprender, y ahí aparecerá la innovación, la creatividad, un cambio de modelo. Ese cambio no lo van a provocar los Estados ni la política, porque no les interesa. El cambio de modelo lo provocará la gente.

Después de todo no es usted tan pesimista.

Al que me llame pesimista lo acribillo a ideas. Yo no lo soy, sólo veo la realidad, que es la que hay. Y a partir de ahí yo no me voy a quedar parado.

¿En qué se puede emprender?

En proyectos. Si no se te ocurre nada, copia: haz algo igual pero lo mejoras. Hay sectores donde la crisis ha generado oportunidades.

Marc Vidal, licenciado en Dirección y Administración de Empresas y en Económicas, con una especialización en gestión patrimonial, es un referente en la blogosfera en asuntos económicos. Fue finalista en los Euroblogs Awards. Autor del libro “Crónica de una crisis anunciada”, es crítico con su entorno y defensor del mundo emprendedor.

Comments

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.