El Gobierno de Aragón se aprieta el cinturón en tiempos de crisis, con el fin de ahorrar 46,2 millones de euros en gasto corriente. Todo esto se está plasmando en distintos departamentos de la DGA, donde ha llegado a oídos de los funcionarios un esfuerzo máximo para recortar gastos, empezando por la factura telefónica, continuando con el material de oficina (papel) y siguiendo con el combustible de los viajes realizados y las dietas por viajes realizados.

Los métodos utilizados para el conocimiento de los distintos departamentos ha varíado según el destinatario, así en Cultura se pusieron comunicados en tablones, mientras que en Agricultura se mandaron emails , o bien se celebraron reuniones entre empleados de distintas áreas.

Por poner un ejemplo, a los funcionarios del Salud les recomendaron usar las impresoras de color sólo en determinados documentos, para los demás se utilizará el modo fotocopiadora. Otro ejemplo, es el fomento de la administración electrónica que conlleva un ahorro considerable de papel, sobre todo en las nóminas de los empleados. Finalizando, hay recomendaciones sobre el uso eficiente del agua en aseos, carteles para reciclar, la temperatura del aire acondicionado dependiendo de la estación en la que nos encontremos, etc.

Por cifras, en reuniones y conferencias se ha reducido el presupuesto un 48%, en dietas un 25%, en libros y otras publicaciones un 35%, en gastos de divulgación y promoción otro 35%, y así un largo etcétera.

Comments

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.